BIM, la tecnología que viene - e360
1101
post-template-default,single,single-post,postid-1101,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

BIM, la tecnología que viene

BIM, la tecnología que viene

BIMÚltimamente, en el mundo de la construcción se habla mucho del BIM, aunque son pocas las personas que realmente saben cuál es su significado. Tal como dice la entrada de BIM de la Wikipedia,  es el proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante su ciclo de vida​ utilizando software dinámico de modelado de edificios en tres dimensiones y en tiempo real, para disminuir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y la construcción. Este proceso produce el modelo de información del edificio (también abreviado BIM), que abarca la geometría del edificio, las relaciones espaciales, la información geográfica, así como las cantidades y las propiedades de sus componentes.

Ahora intentaremos explicar para qué sirve y qué ventajas tiene su utilización en el campo de la arquitectura, la construcción y la ingeniería.

BIM es un acrónimo de Building Information Modeling, y explicado en términos generales, un proyecto realizado en BIM no solo contiene datos arquitectónicos sino que también contiene toda la información interna del edificio, incluyendo toda la parte de ingeniería como podría ser la solución estructural del edificio, todas las instalaciones (electricidad, saneamiento…) o incluso información económica de costes o sobre sostenibilidad. Cada uno de los elementos que componen un edificio, y a partir de los cuales se diseña, dibuja, proyecta y calcula el edificio, son parametrizados previamente y se organizan en bibliotecas de elementos. Los parámetros que se le asignan al elemento pueden ser, entre otros: características físicas, características constructivas, coste de construcción, tiempo de construcción, incompatibilidades de construcción con otros elementos, recursos humanos necesarios para su construcción, …

Toda la información que puede contener un proyecto realizado en BIM no se verá reflejada en los planos. Por ejemplo, podremos realizar mediciones y obtener presupuestos en cada fase del proyecto de forma automatizada. Esto es gracias a que cada vez que dibujamos ya sea un muro, una ventana o una puerta, el programa llevará asociado un precio /que hemos parametrizado previamente) para cada elemento (precio unitario, por metro lineal o metro cuadrado), facilitando así la obtención de presupuestos. No cabe decir, que para más facilidad, el programa permite modificar cualquier dato, ya sea de dibujo o de precio en el elemento, cada vez que sea necesario.

Trabajar con herramientas BIM implica un incremento de la productividad, ya que, en comparación con las aplicaciones de CAD, donde solo se dibuja en dos dimensiones y los proyectos se crean de forma independiente, haciendo que cada cambio en el proyecto implique una modificación manual de cada uno de ellos, el BIM en lugar de crear líneas 2D, se realizan los proyectos de forma virtual en 3D, modelándolos con elementos reales de construcción, tales como muros, cimientos, forjados, ventanas… Esto permite a los arquitectos diseñar edificios de la misma forma que serán construidos y obtener de forma simultanea costes, tiempo de ejecución, cronogramas, mano de obra necesaria, … Además, en caso de modificaciones de los proyectos originales, BIM ofrecerá de forma automática un reajuste de costes, tiempos de ejecución, cronogramas, … 

Otra ventaja del BIM respecto al CAD, que como ya hemos dicho anteriormente, el CAD trabaja de forma individual mientras que con el BIM es un único proyecto, implica que con un simple click el programa genera las diferentes vistas del proyecto, plantas, secciones, alzados… tantas como nos interese.

Como los datos se guardan en el modelo central, todos los cambios en el diseño son detectados y rectificados en todos los dibujos individuales que general el modelo (planta, alzados, secciones, imágenes 3D del proyecto…).

En definitiva, la implementación del BIM en el mundo de la arquitectura y de la construcción es el futuro y poco a poco dejará en desuso el diseño en CAD, ya que podremos tener una visión global del proyecto en 3D en cualquier instante, así como todos los parámetros asociados a una construcción y que hasta ahora había que definir o calcular por separado (costes, tiempo de ejecución, personal dedicado, …) y esto es bueno tanto para ayudar en la decisión de obtener diferentes alternativas del diseño del proyecto, como para vender el diseño al cliente.

En e360 Serveis Globals d’Enginyeria, S.L.P. trabajamos con BIM para ayudar a nuestros clientes (particulares, constructoras, promotores, administraciones, …) a definir sus Proyectos de Arquitectura.

1Comentario
  • miquel
    Escrito por 15:20h, 09 octubre Responder

    prova

PUBLICAR UN COMENTARIO

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.